Años

Pablo-Milanes-Anhos-1980

Años

1980

Luis Peña y Pablo Milanés

Pues claro que me cuesta un trabajo indecible hablar con imparcialidad de las canciones que ahora van a escucharse: hay en ellas demasiados recuerdos, demasiadas noches de guitarras y amigos como para que pueda uno, oyéndolas, ser desagradecidamente imparcial. Solo que, para mi fortuna, para que en estas líneas puedan fundirse el sentimiento y la razón, estamos aquí ante una suma de excelencias: excelentes muestras de nuestra música popular, excelentes interpretaciones de dos músicos excelentes.
No voy a cometer la gratuidad de presentar a Pablo Milanés: hace ya buen tiempo que es, como autor e intérprete, en Cuba y fuera de ella, uno de los nombres que no se discuten: a sus treintaiséis años se ha convertido en una de las figuras imprescindibles de nuestra música popular contemporánea. Aquellos que han oído sus tremendas interpretaciones de la nueva canción o de los cubanísimos sones que el propio Pablo compone por estos días, le escucharán ahora entrando por sus fueros en un nuevo terreno: el de la canción, el bolero y el son tradicionales.
Por otra parte: ¿Sabe usted quién es Luis Peña? Porque, a pesar de sus sesentaiséis años y sus casi cincuenta como guitarrista y tresero, de su labor como acompañante, de su sostenida participación en la ya histórica Peña de Sirique, de su trabajo como director e integrante de varias agrupaciones musicales, el nombre de Luis Peña (o, mejor, su sobrenombre de “El Albino”) solo era familiar para una minoría de “conocedores”. Este es, en efecto, su primer trabajo discográfico.
Quien escuche estas grabaciones, advertirá que la maestría vocal de Pablo Milanés está asistida por el trabajo de un auténtico experto de las cuerdas: disfrútese el sabio contrapunto de la guitarra a las voces en Tu alma y la mía; apréciese el vibrante tres sonero de En Guantánamo, óigase el lírico, inédito uso de la guitarra de doce cuerdas en Y ya ves.
Pero este disco es más que el trabajo logrado de dos grandes músicos: es también la muestra palpable (quiero decir, audible) de la vigencia de una tradición: si se llama AÑOS, no es solo porque figure en él la hermosa canción de Pablo que lleva ese título sino, sobre todo, porque en él se afirma una continuidad de fecundos, largos años de nuestra música cubana, años vivos en Luis y Pablo, en el trovador viejo y en el joven, en las canciones de ayer y de hoy que aquí se hermanan para hacerse de siempre.
¿Y qué más? Mucho más en verdad. Solo lo que resta por decir no cabe en unas pocas líneas. Afortunadamente, todo eso que no pueden decir las palabras se hará presente, cierto, cada vez que usted ejecute el rito elemental que voy a proponerle: sencillamente colocar el disco, y escuchar.

Guillermo Rodríguez Rivera

Temas del disco: 
Ficha técnica: 

Producción: Luis y Alipio Rodríguez Rivera
Grabación: Jerzy Belc
Fotos: Alberto Korda
Diseño: José M. Villa
Músicos: Guitarra 12 cuerdas y tres/ Luis Peña.  Guitarra/ Pablo Milanés.  Bongó, clave, maraca y cencerro/ Panchito y Frank Bejerano