Pablo Milanés

03-Pablo-Milanes-1976

Pablo Milanés

1976

Autor: Pablo Milanés

A mi madre, que me obligaba a cantar…

Qué no arrastrarán, qué no llevarán en su dolor y en su alegría, en su cubanía y en su universalidad, estas canciones.
Porque estas canciones, las canciones de ese trovador extraordinario (poeta y músico como los trovadores medievales) que es Pablo Milanés, constituyen un pequeño y perfecto mundo de historia y de arte.
En ellas está la palabra de la Cuba revolucionaria, de sus hombres que construyen y luchan y aman y piensan; en ellas, el anhelo y la certeza de una América nueva, que nace y crece en el combate contra sus enemigos.
En ellas, el aliento poderoso del son como lo cantan, riendo y llorando, las gentes de Oriente, allá, a lo ancho del valle del Cauto; en ellas, una expresión musical tradicional y contemporánea, nuestra y del mundo, arraigada en sus “modos de hacer” y abierta a la vez, sin prejuicios, a toda sonoridad que sea capaz de enriquecerla; en ellas, esa transparencia, esa brillantez de concepción y ejecución unidas siempre a nuestra música, y que a lo largo de la historia se ha llamado Ignacio Cervantes, o Sindo Garay, Miguel Matamoros o Benny Moré.
Nuestra vida está en estas canciones. La vida como la sentimos (como la vivimos) los hombres de esta tierra y de este instante. Aquí y ahora, sí, pero con nuestra historia y el mundo entero a cuestas. La vida como es, íntegra, única.
Por eso, no es extraño que, en una de estas canciones políticas, pueda sentirse el latido más íntimo; y que una historia de amor pueda ser, a su vez, una historia de todos, para todos.
Canciones de amor son todas éstas pues, las de amor y las otras, canciones políticas son también todas éstas, las políticas y las demás. Del mismo modo que son canciones de mucha gente. Canciones que todos quisimos escribir y que escribió por nosotros quien pudo: el músico, el poeta, el trovador. Canciones de Cuba son éstas, compuestas y cantadas por Pablo Milanés.

Guillermo Rodríguez Rivera

 

Temas del disco: 
Ficha técnica: 

Dirección musical: Rafael Somavilla, Tony Taño, Eduardo Ramos
Orquestación: Eduardo Ramos, Emiliano Salvador
Producción: Germán Piniella
Grabación: Antonio López, Jerzy Belc
Fotos: Zoe Álvarez
Ilustración: Pablo Labañino
Diseño: Pablo Labañino
Realización: María Elena Yance, Julio Hidalgo.