Pablo Milanés retorna con sus días de gloria a la UPR

Martes, 31 Marzo 2015 - 5:30pm
Fuente: 
Fotos: 

Santi Hernández

Milanés llenó el teatro de la UPR en Río Piedras, donde volvió después de tres décadas

El cantautor cubano Pablo Milanés retornó al teatro de la Universidad de Puerto Rico (UPR) cargado con sus días de gloria para ofrecer su “Renacimiento”, tal como se titula su más reciente álbum musical, a una audiencia que aplaudió efusiva sus canciones y, en complicidad, hasta le hizo dúo, tal como ocurrió hace tres décadas. Muchos de los que entonces disfrutaron con aires juveniles las canciones de Pablo Milanés estaban en el campus de Río Piedras de la UPR reviviendo momentos tatuados en la memoria, más a esos se sumaba también un público más joven que, igualmente, quedaba atrapado en una temática interpretativa que exuda querencia y dolor, junto a un ineludible compromiso social.

De ahí que bastó con la aparición del legendario cantante en el escenario la noche del sábado para que, sin siquiera abrir la boca, los aplausos llenaran el atestado recinto del teatro remodelado en 2006, transcurrido 67 años de su inauguración en 1939.

De inmediato sonaron los acordes de “Dulces recuerdos”, que forma parte de su producción “Renacimiento”, que los espectadores acogieron previo a la aparición de “Los males del silencio”, una composición que, a decir de Pablo Milanés, “no necesita presentación”, tal como confirmó el auditorio.

Después del “Homanaje al changüí”, ritmo que se empeña en rescatar del olvido, como homenaje a grandes cantores cubanos que le impartieron esencia y que en su disco “Renacimiento”, con elementos barrocos, se cuela a través de la conga y el guaguancó.

Con “Amor de otoño” y “El otoño del amor”, el aclamado cantante planeó por las estapas que experimentan las parejas en sus relaciones hasta el desgaste de los sentimientos.

Acompañado de seis extraordinarios músicos, dirigidos por el pianista Miguel Núñez, el vocalista hizo un amplio recorrido por sus más significativas canciones, incluidas “Los días de gloria”, “Para vivir”, “Yolanda” y “El breve espacio en que no estás”, por mencionar algunas, después de ofrecer al público varios temas de su disco de 2013, “Renacimiento”, integrado al concierto que ofreció en el teatro de la UPR y que lo ha llevado a distintos escenarios de América Latina y Europa.

Como en los tiempos juveniles de hace tres décadas, asaltaron el recinto teatral algunos gritos delirantes y exclamaciones de “¡Bravo!”, indicio de una complacencia que llevó a Pablo Milanés a destacar la importancia que revestía estar la UPR, después que en marzo del año pasado se presentara en el Centro de Bellas Artes de San Juan, en producción de César Sáinz para Rompeolas.

“Amo esta Isla” llenó de fiesta el lugar y alborotó a la gente, que daba palmadas y cantaba junto a Milanés, en una dual identificación con las islas-naciones que la poeta puertorriqueña Lola Rodríguez de Tió (1843-1924) inmortalizó en sus versos “Cuba y Puerto Rico son / de un pájaro las dos alas;/ reciben flores o balas/ sobre el mismo corazón”.